Wednesday, June 20, 2007

Opio en las nubes

Opio en las nubes

Rafael Chaparro Madiedo, se identifica por su estilo, a la hora de escribir, emplea un esquema que hace que el lector se introduzca en la obra y recree el texto de la mejor manera para no perder el sentido , aunque a veces le falte el aire, opio en las nubes es una novela única, nunca había leído una como tal, sin tabú, ni limites gramaticales, con este esquema narrativo pude conocer más sobre el autor y la sociedad nocturna y ebria existente en nuestro contexto, y donde no hubiese sido por el Lupus ,seguramente tendría a un montón de seguidores esperando ver la realidad reflejada por Chaparro.

Imagino que Rafael era un hombre solitario, analítico, curioso e inteligente que vio los amaneceres con una botella de whisky o brandy; vodka o cerveza, que experimento el viaje de marihuana, bazuco o anfetaminas, que exploro detalladamente cada parte del cuerpo femenino y que sintió dolor, miedo y pasión, que era un hombre sensible y que sus sentidos respondían perfectamente, y que con ayuda de ellos logro percibir toda realidad refleja en los rostros de las calle frías, solitarias, borrachas, y confusas por los alucinógenos.
Pero hablar de los demás es algo prohibido. Y no quiero entrar a juzgar sin las suficientes pruebas.

Berger, “si uno escucha con suficiente atención, si se inclina lo bastante para oír a alguien cuya experiencia es totalmente distinta de la propia, puede hablar en su nombre, y además con veracidad. Esto era algo que a mediados del siglo sabía todo el mundo. Pero entonces se empezó a decir que nadie tiene el derecho de escribir sobre lo que no conoce por propia experiencia…”.


En opio en las nubes vi como las personas pierden el sentido de vivir y luego se alejan del mundo, buscando absolutamente nada, solo esperan la noche y el día, como poco a poco se van deteriorando y se dejan ahogar en ese mar muerto y sucio de drogas y alcohol, de bares y residencias donde el cuerpo es solo un símbolo sexual que suple la necesidad carnal del hombre y la mujer, vi la falta del valor y respeto sobre si mismo , vi la muerte como un juego y el afán de los días.

Detrás de la obra se puede ver el lado oscuro de la sociedad, ese lado de sosiego, abandono, tristeza, y locura y lo peor es que la primera salida a estos males resulta ser la más fácil, pero lo que no se tiene presente es que una vez dentro de esa “supuesta salida” hay un túnel largo y muy difícil de encontrar el regreso a la vida. Me refiero a las drogas, a esos viajes de placer momentáneo donde las personas dejan sus problemas y soledades en las alucinaciones, mezclados con licor que se penetra por las venas y nos hace sentir súper hombres o súper mujeres, invencibles ante los rayos de la realidad.

Todos los personajes de la novela tienen algo en común, el gusto por los bares, tal vez estos sitios guardan cierto calor de hogar para ellos, tal vez el ruido, las risas sin sentido, el olor del trago los haga sentir seguros, tal vez los haga olvidar que están vivos y que pertenecen a un mundo real. Como dice Rimbaud “la verdadera vida esta ausente, no estamos en este mundo”

Rafael Chaparro Madiedo pone en su obra al descubierto esa cruda y cruel realidad por las que algunas personas deben pasar sin pedirlo, como lo dice Sastre “se escribe para revelar la relación del hombre con el mundo, lo que implica que se escribe para el publico y además con el objeto de incitar a quienes nos rodea a tomar postura ante lo que se tiene delante”.


Esta novela hace una invitación a mejorar nuestro estado de vida y a concientizarnos sobre la problemática que acoge la sociedad en especial a los jóvenes desubicados. Demostrándonos que todo depende de nuestra voluntad y que “allí donde crece el peligro, crece también la salvación” Holderlin.

4 comments:

CARLOS A. GAMBOA said...

Creo que el tono del texto es el adecuado para abordar un análisis socio-crítico pero faltan elementos, como los del realismo simbólico e ideológico, se queda en el plano de lo social, que aunque es el central, no es el único...

Igualmente, en algunos cambios de párrafos faltan conectores para que las citas no queden como islas...

MJM said...

Muy bueno, este texto y estoy muy de acuerdo contigo.
Opio en las nubes es de verdad una muy experiencia lectora.

maria emma said...

hola.. me parece que william en su ansayo dice cosas que ha mi parecer no son del todo siertas la humanidad esta como esta por los valores que esta tiene y como esta fue criada la tecnología y los medios d comunicación no son buenos ni malos depende del uso que nosotros mismo le demos en conclución pienso que el problema no radica en la tecnología sino en como nos estamos educando y que debemos hacer para cambiarlo

maria emma said...

hola.. me parece que william en su ansayo dice cosas que ha mi parecer no son del todo siertas la humanidad esta como esta por los valores que esta tiene y como esta fue criada la tecnología y los medios d comunicación no son buenos ni malos depende del uso que nosotros mismo le demos en conclución pienso que el problema no radica en la tecnología sino en como nos estamos educando y que debemos hacer para cambiarlo